EL POR QUÉ DE ESTE APARTADO

La semana pasada mi profesor de Historia me dijo que NO podía hacer un trabajo sobre el patinaje porque no consideraba que tuviese relación con el tema a tratar: “Evolución y desarrollo de una aplicación a lo largo del tiempo”.

¿Cómo no va a tener relación PATINAR con eso? El patinaje surgió en los países nórdicos en las épocas más frías del año y lo hizo como una necesidad de desplazamiento. La gente tenía que comerciar y trasladarse incluso cuando el hielo cubría la superficie. Después la práctica se perfeccionó y se desarrolló de forma artística; Cuando no había hielo, empezaron a inventarse los patines con ruedas, para los anhelantes del deslizamiento en épocas cálidas.

De esta forma, en Europa y EEUU fueron desarrollándose patentes siglo a siglo y, con seguridad, conocemos hoy día menos de las que en realidad se sucedieron. Siempre ha habido gente con ingenio.

Sobre finales de 1700, nos encontramos con que el patinaje empieza a considerarse como un hobbie. Fue a partir de la patente de Plimpton cuando llegó el auge, y esta práctica empezó a invadir las ciudades. Al principio solo era cosa de nobles, pero poco a poco se popularizó por todo el mundo. Se inauguran un montón de pistas para patinar y clubes en Estados Unidos por el BOOM del momento (por desgracia, la mayoría ya no existen…)

Aparecen los deportes sobre ruedas, y las competiciones. ¡También el baile! Además, las modalidades se van diferenciando unas a de otras y con ellas, se van especializando también los patines. En el álbum de “historia del patín” ya he contado cosas sobre los primeros modelos conocidos, pero aún me quedan un montón de cosas por contaros.

Ahora hay un montón de patentes y otro montón de nuevas ideas, por no hablar de que los patines se usan para más cosas de las que imaginamos.

El patinaje ha estado creciendo durante toda su historia, con sus puntos bajos, neutros y álgidos. Así que, que no venga nadie a decirme que como aplicación no tiene mucha sustancia.

Esto mismo fue lo que le expliqué resumidamente a mi profesor (incluyendo que para el trabajo estudiaría también las épocas con sus respectivos movimientos sociales y políticos). No dijo mucho al respecto, creo que porque no podía ni imaginarse todo lo que le fui contando. Y como ya sabemos que hay gente “erre que erre”, al final el trabajo será sobre “Biónica: la aplicación de las cámaras acuáticas”, cosa que no me interesa en absoluto.

Qué le vamos a hacer… El otro tema, me lo guardo para desarrollarlo cuando lleguen las vacaciones y tenga un poquito más de tiempo. Y os lo contaré a vosotros 🙂

ANÉCDOTA: Todo esto que os cuento, lo había escrito esta mañana en el móvil pero al ir corrigiendo las frases se me ha borrado todo. Después del berrinche, me he propuesto reescribirlo y, aunque ya no tan inspirada, espero que compartáis mi pequeño “enfado”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s